Fotogalería del aniversario de #YoSoy132

13 05 2013

Por Lucía Vergara





Los efectos secundarios de la primavera: #YoSoy132 después de un año

13 05 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Estefanía Camacho

“¡Aleeerta!” el alarido proviene de la resistente voz de algún joven indistinguible. Los demás, responden el llamado de inmediato: “¡Aleeeerta!”. Y pronto, al unísono, con más ganas que antes: “¡Alerta, alerta, alerta que camina; la lucha estudiantil por América Latina!”. Gritan, aplauden, vitorean. Llegan algunos rumores de que la ex líder estudiantil,  ahora candidata a diputada en Chile, Camila Vallejo, arribe a la celebración y genera ánimos. En general, sólo esperan que llegue más gente al aniversario.

Los jóvenes llegan solos o de dos, buscan entre la gente, encuentran a alguien, se abrazan. “¡Qué milagro! ¿Cómo has estado?”. Se vislumbra alegría en sus rostros de encontrarse. Algunos tendrían unos ochos-siete meses sin verse, después de las últimas manifestaciones importantes. “Pues trabajando y, ¿tú?” se contestan. Sin duda, las masas de juventudes de hace un año cambiaron de quehaceres y de situaciones. Ya no son los manifestantes de “las privadas” ni de las universidades públicas que salían a protestar con esa llama que presumían.

Son más de las 3 pm, la hora de la cita. Las escalinatas que dan al museo de la Estela de luz se ven semivacías o semillenas, según sea uno tan crítico. Algunas mantas se dejan caer de la planta alta y sobre las paredes. Son vistosas. En el centro de la pequeña plazuela hay un retrete blanco abandonado totalmente ignorado y algunos medios comienzan a instalar sus cámaras, a buscar a quién entrevistar.

Va llegando poca gente y con ella, grandes mantas. “México no tiene presidente, tiene ciudadanía”. “Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar con la mentira #YoSoy132 ITAM”. Alguna pancarta en inglés que dice “We don’t want the PRInosaur” y una manta amiga: “Madres y familiares de desaparecidos en huelga de hambre día 3”. Lee el resto de esta entrada »





Bienvenido a la 6ta AGI – #YoSoy132

19 07 2012

Por Alejandra Ibarra Chaoul

Todo mundo tiene una opinión vehemente de las Asambleas Generales Interuniversitarias del movimiento #YoSoy132. Hay los que dicen que es un mecanismo profundamente democrático, otros aseveran que es una desorganización brutal y uno que otro por ahí las proscribe sin saber qué son. De todas estas personas me pregunto, ¿cuántas han ido a una AGI?

Ante la luz de tal desinformación, los invito a revivir conmigo la 6ta Asamblea General Interuniversitaria del pasado jueves 12 de julio en la ENAH, la primera asamblea a la cual asistí como vocera YoSoy132-ITAM. Acompáñenme.

Llegué a la ENAH y en la puerta me encontré inmediatamente con la mesa de registro. Tres jóvenes sentados tras sus escudos laptopianos llenos de bases de datos me dieron la bienvenida. Se aseguraron que sólo hubiera un vocero de mi asamblea adentro y me dejaron pasar después de darme un papel azul que leía “Vocera ITAM- Rhíondo”. No supe si aclarar que era “Río Hondo” y no “Rhíondo” así que entré.

El auditorio estaba casi lleno y como había llegado en plenos discursos de bienvenida, me senté sobre una mesa en el fondo, junto a la entrada. A lado de mí estaba Isreal, egresado de la ENAH y estudiante de maestría. “Va para largo” me dijo mientras —con un movimiento instintivo— se echaba la melena de rastas a la espalda. Israel tenía razón, iba para largo. Después de los discursos iniciales (que fueron en lenguas indígenas con posterior traducción al español) estalló la porra de la ENAH al interior del auditorio, haciendo que todo —incluidos nosotros— retumbara. “Revolución, insurrección y rebeldía… Revolución, insurrección y rebeldía… Revolución, insurrección y rebeldía, ¡abajo y a la izquierda! ¡La Escuela de Antropología!” Reverberaron los asientos y las cajas torácicas de los presentes, pero en la panza nos quedó una voz inquieta, una sed de lucha. Y con eso empezamos a trabajar.  Lee el resto de esta entrada »





El inicio del estallido, el fin de la imposición

30 05 2012

Por Daniela Rea

Una nueva lucha estudiantil se gesta esta mañana en las islas de la UNAM. Llegan en contingentes, una veintena, unos cientos, llegan miles. Ellos se nombran, son la Primavera Mexicana, son el despertar.

El número 132 que les da identidad ha sido rebasado.

A la movilización universitaria que emergió hace un par de semanas contra la imposición del viejo régimen se suman estudiantes de 35 escuelas de todo el País. Estas islas nunca habían visto tal pluralidad, arropada aquí en la Primera Asamblea General de Universidades #Yosoy132.

Foto: Gonzalo Ortuño

Foto: Gonzalo Ortuño

“Tenemos los ecos del 68 ardiendo en nuestras manos. Tenemos fuego en la voz. Tenemos coraje en los nudillos. Tenemos ojos que no olvidan. Tenemos pies que ya no esperan. Tenemos las mejores armas: inteligencia, creatividad, alegría, imaginación. Bienvenidos a la primavera mexicana”, clama Sandino Bucio, egresado de la UNAM y poeta.

Cada una de las universidades se presenta a través de sus voceros que con sus breves discursos tejen alianzas, uno del ITAM grita un goya y exige universidad pública y gratuita, otro del Tec de Monterrey campus Santa Fe agradece a la UNAM por recibirlos en su casa y clama porque el poder vuelva al pueblo, otro de la facultad de derecho de esta casa de estudios les dice que cuentan con todo el apoyo jurídico para que el mundo de ideas se plasme en la ley.

También arrancan carcajadas participaciones como la joven de sicología de la UNAM que pide “sacudirnos las telarañas sociales que nos han introyectado en el inconsciente colectivo” o la de veterinaria que echa con enjundia la porra de su facultad “útero, vagina y glándula mamaria, útero vagina y glándula mamaria, aquí está la facultad de veterinaria”, o los uameros que responden a las porras de la UNAM y el Poli “¡hongo, peyote y marihuana, en lucha, en lucha la metropolitana!”. Lee el resto de esta entrada »