El inicio del estallido, el fin de la imposición

30 05 2012

Por Daniela Rea

Una nueva lucha estudiantil se gesta esta mañana en las islas de la UNAM. Llegan en contingentes, una veintena, unos cientos, llegan miles. Ellos se nombran, son la Primavera Mexicana, son el despertar.

El número 132 que les da identidad ha sido rebasado.

A la movilización universitaria que emergió hace un par de semanas contra la imposición del viejo régimen se suman estudiantes de 35 escuelas de todo el País. Estas islas nunca habían visto tal pluralidad, arropada aquí en la Primera Asamblea General de Universidades #Yosoy132.

Foto: Gonzalo Ortuño

Foto: Gonzalo Ortuño

“Tenemos los ecos del 68 ardiendo en nuestras manos. Tenemos fuego en la voz. Tenemos coraje en los nudillos. Tenemos ojos que no olvidan. Tenemos pies que ya no esperan. Tenemos las mejores armas: inteligencia, creatividad, alegría, imaginación. Bienvenidos a la primavera mexicana”, clama Sandino Bucio, egresado de la UNAM y poeta.

Cada una de las universidades se presenta a través de sus voceros que con sus breves discursos tejen alianzas, uno del ITAM grita un goya y exige universidad pública y gratuita, otro del Tec de Monterrey campus Santa Fe agradece a la UNAM por recibirlos en su casa y clama porque el poder vuelva al pueblo, otro de la facultad de derecho de esta casa de estudios les dice que cuentan con todo el apoyo jurídico para que el mundo de ideas se plasme en la ley.

También arrancan carcajadas participaciones como la joven de sicología de la UNAM que pide “sacudirnos las telarañas sociales que nos han introyectado en el inconsciente colectivo” o la de veterinaria que echa con enjundia la porra de su facultad “útero, vagina y glándula mamaria, útero vagina y glándula mamaria, aquí está la facultad de veterinaria”, o los uameros que responden a las porras de la UNAM y el Poli “¡hongo, peyote y marihuana, en lucha, en lucha la metropolitana!”. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




La conciencia salió a las calles

20 05 2012

Por Rodrigo Hernández López, estudiante de maestría en la Escuela de periodismo Carlos Septién García.

Ayer ciudadanos salieron para manifestarse en contra del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, pude retratar con la mayor objetividad posible los hechos de ayer, hablé con decenas de personas que venían del Estado de México, de Xochimilco, de todos puntos de la capital, gente de la UNAM, el IPN, la Ibero, el Tec, la Anáhuac, de todos los niveles y colores, religiosos o no.

Vi un México capaz que entonar el Himno Nacional con respeto, acudiendo al llamado de la Patria, habrá quienes voten por primera vez y lo harán por el PRI, hacerlo o no es decisión de cada ciudadano, pero lo único que sé es que cada uno será juzgado por la historia y algún día nuestros nietos preguntaran, qué hicimos para heredarles un mejor país…

Podré decir con orgullo que ante la imposición, el autoritarismo y la defensa de la democracia salí a manifestarme y no me quedé callado viendo como el futuro se escapaba…eso diré yo, qué dirán ustedes….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.





De ecos y mantras: La primavera mexicana

19 05 2012

Por Emmanuel Ridderström

— ¿Por qué está cerrado, mamá?

—Por una marcha de pinches estudiantes, hijo.

Al ver el cordón policial, la madre que va sentada junto a mí con sus dos hijos, sobre el camión que recorre la avenida Reforma, se queja de inmediato por no haber escuchado antes el radio. A la altura de Juárez, Reforma está cerrada en los carriles laterales y centrales, obligando al chofer a desviarse por Bucareli, que avanza a vuelta de rueda.

En la capital hay alrededor de nueve manifestaciones diarias. Ello ha hecho a los capitalinos un tanto insensibles y renuentes a los gritos. La gente en el autobús se nota molesta. Algunos se bajan y otros más preguntan al chofer sobre la ruta que tomará. Todos se muestran preocupados por su tiempo.

Al llegar al cruce con Chapultepec, el chofer dobla para tomar aquella avenida que aún no se ha visto afectada por la manifestación. La cita era a las 6:00 p.m.; la hora en mi reloj: 6:40 p.m. Decido bajarme a la altura de la calle de Niza, antes de que el chofer tome el puente que cruza la Glorieta de Insurgentes. Sigo a pie.

No logré llegar a la cita en la Estela de luz, aquel nuevo y tan criticado monumento –el costo final triplicó el presupuesto previsto y se entregó con dos años de retraso– que sirvió como punto de encuentro para el mitin. Facebook y Twitter, en sus papeles de nuevos difusores de la disidencia, lograron convocar a cientos de jóvenes en la Estela. El motivo: la incomodidad con los medios de comunicación que, a raíz del repudio mostrado por lo estudiantes de la Universidad Iberoamericana a Enrique Peña Nieto, arroparon al candidato presidencial, procurando, en la medida de lo posible, encumbrarlo. El movimiento se llama #YoSoy132, en alusión y claro apoyo al número de estudiantes que le gritó a Peña Nieto. Lee el resto de esta entrada »